lunes, febrero 27, 2006

Noche de Tapas

Me gusta la idea de las tapas. Como comensal, es la idea de probar varios platos, disfrutando de un buen vino (o la bebida a elección) y mejor compañía. La costumbre española de reunirse antes de la cena en un bar de tapeo nació de la costumbre.

Originalmente, los trabajadores del campo se reunían a tomar vino al finalizar la jornada laboral, y en algún momento se añadió comida a esa costumbre. Circulan varias historias sobre ese respecto. En una se asegura que el rey Alfonso X, debido a una enfermedad, se vio obligado a comer, acompañado de vino, pequeños bocados varias veces al día. Aparentemente firmó, entonces, un decreto que forzaba a las tabernas a servir comida con sus vinos. Otra teoría menciona a los taberneros protegiendo las copas de insectos que podrían tentarse poniéndoles un pedazo de pan encima. Eventualmente, le pusieron pedazos de jamón y otros alimentos: Así, tapas comestibles.

Tal vez en el futuro sea el orgulloso propietario de mi propio establecimiento de tapeo. Por ahora, me contento visitando los ya existentes. Eso haré esta noche, para comer tortilla de patatas, croquetas de bacalao y jamón serrano sobre pan con tomate.

2 Comments:

At 5:34 a. m., Blogger Mafi said...

Pancito crujiente frotado con un diente de ajo, unas gotas de oliva, un par de rodajas de tomate fresco y un boconccino de muzarella. Delicioso!

 
At 9:12 a. m., Blogger Carlos García S. said...

Acabas de describir la comida ideal... todo fresco y de temporada. Solo le agregaría un poco de albahaca fresca cortada en finísimas lonjas

 

Publicar un comentario

<< Home