domingo, junio 05, 2005

Cocina con la Tele

Hay muchos programas de cocina por la TV. Las últimas décadas (digamos que desde los 70s) han sido las del destape mediático de la cocina. Ahora los cocineros nos mantenemos al día en los medios de información, y les sacamos provecho para vendernos. La televisión es otro medio de difusión de nuestras habilidades y conocimientos, pero también resalta nuestras fallas y temores.

Un arma de doble filo que puede mostrarte divertido y carismático o aburrido y pesado. Pero es un arma poderosa, y muchos Chefs se ven tentados por el síndrome de la celebridad. Idealmente, estos programas muestran cocineros experimentados y talentosos enseñando técnicas y despejando los misterios de una cocina profesional. Hoy en día la información es abundante y muchas veces errónea. Por eso necesitamos figuras confiables distribuyéndolas. Chefs-investigadores, trabajando para enriquecer la cultura culinaria de las masas.

Desafortunadamente, algunos de estos cocineros están mal preparados para la cocina o para la televisión. Muchas veces, así mismo, los televidentes no están preparados para la información transmitida en los programas. Todo tiene un mercado, pero el que mejor vende es el de las amas de casa que buscan una solución más rápida que sabrosa para la cena o el almuerzo familiar. Ya lo dijo el Chef Christopher Carpentier en una entrevista que parafraseo: en Chile no se toma en serio al cocinero por televisión. En general creo que en Chile se toma poco en serio al cocinero y a la cocina profesional.

Es distinto en otros países, donde hay canales destinados a la cocina (como el canal Gourmet.com o el Food Network). Pero aún ahí encontraron su nicho y lo bombardearon con programas similares destinados al mismo grupo objetivo. En el gourmet.com, por ejemplo, todos los programas muestran a un@ cociner@ preparando un plato en media hora. No hay cortes, por lo que es imposible mostrar aquellas técnicas que enjuagan las bocas de todos los cocineros en el mundo: la cocción lenta. Nadie se atreve a mostrar el funcionamiento de una cocina profesional ni técnicas más complicadas para cocineros más avanzados. No me refiero a profesionales con 10 años de experiencia, pero si a quienes les interesa lucirse con una menú complejo en una fiesta u ocasión especial. Cocineros caseros pero entusiastas que devoran los libros de Thomas Keller y Ferrán Adrià. Gente más interesada en conocer las filosofías de la cocina orgánica, el movimiento Slow Food o los nuevos movimientos vanguardistas de la gastronomía molecular.

Existen programas un poco más serios en el mundo de la televisión culinaria. Charlie Trotter y Heston Blumenthal los tienen. Tal vez pronto se abra la mentalidad local para admitir algo más intrépido. Claro, que primero habría que encontrar un cocinero voluntario con las suficientes ganas de sorprender y enseñar. Y también se necesitaría alguien para producirlo. Alguien dijo sobre libros, que empezó a escribir porque se dio cuenta que nadie escribía un libro que valiera la pena leer. No recuerdo quien lo dijo, pero me enseñó que deber escribir el libro que quisieras leer y nadie ha escrito. ¿Pensaría igual de la televisión?

3 Comments:

At 6:50 a. m., Anonymous Nima said...

La verdad que si proliferan los programas de cocina, aqui (vivo en España) pululan en el lapso de 12:45 a 2:35 de la tarde no menos de cinco cocineros en distintas cadenas, pues que opino, que mas de lo mismo, sota, caballo y rey (cebolla, ajo y pimiento).
Se destaca Pedro Subijana que en su programa una vez a la semana explica sobre un vídeo una receta complicada, como él mismo dice, para las amas de casa; aunque se le puede sacar provecho a alguna cosa (salsas, bases para cremas, reducciones agridulces, horneados como para hacer polvo de jamon serrano, etc.
Saludos

 
At 11:03 p. m., Blogger Carlos García S. said...

Bueno, al menos tienen al maestro Subijana haciendo algo medianamente interesante. Pero es un mal general. Al final de cuentas, los gastonomos somos un grupo pequeño comparado con las amas de casa. Pero a mí me gustaría ver un programa con cortes, donde un chef diga: "y lo dejamos ahí. Vamos a volver en 4 horas para limpiar impurezas y filtrarlo. Así es como se hace un fondo de pollo"

 
At 2:54 p. m., Blogger mantruc said...

Actualmente tengo muy pocos canales en mi TV, igualmente me llegan programas de cocina. Hay uno de cocina china, por Martin Yan, donde se destaca por su velocidad , es como tu dices, todo preparado en 20 minutos.

De los que veía antes, recuerdo a Carlos Arguiñano, y aquel de la monjita... recuerdo que ella daba unos secretos de experiencia buenísimos mientras hacía las cosas, ella se tomaba su tiempo.

 

Publicar un comentario

<< Home