lunes, abril 24, 2006

Comida Rápida vs Comida Chatarra

Hablando con amigos y otros interesados de gastronomía, muchas veces sale el tema de la comida rápida. Debo reconocer que yo mismo tiendo a confundir el concepto con el de “comida chatarra”. Pero la verdad es que ni la comida tiene que ser rápida para ser considerada basura, ni tampoco es basura toda la comida rápida. Aquí voy a intentar separar ambos conceptos.

Primero, mi punto de vista. En aquellas discusiones con mis amigos soy quien ataca a las grandes cadenas y trata de explicar el sentido de la filosofía que defiendo: el movimiento slow food. Pienso que en el neurótico tiempo actual estamos olvidando dejarnos tiempo para el ocio. Sí, el ocio que tan mala reputación tiene es, en realidad, un momento del día dedicado a los pequeños placeres que nos relajan y distraen de las preocupaciones del resto de nuestra rutina. Sonreír, amar, escuchar buena música y comer son buenos ejemplos de esos preciados y tan escasos momentos de recreo. ¿Por qué, entonces, comemos apurados? Para muchos, incluso, comer es una necesidad no bienvenida. ¿Entonces? Las hamburguesas que saben a plástico y los completos con mayonesa verde (Palta, le llaman ellos). Desafortunadamente no puedo cambiar las rutinas de toda la ciudad (¿Del país? ¿Del mundo?).

Comida Chatarra – El problema empieza cuando los consumidores eligen locales como McDonald’s para sus rápidas comidas. Entiéndase que no estoy en contra de ese tipo de establecimientos. Siempre recuerdo a un profesor de Marketing Internacional con mucha experiencia de ventas en Asia. Nos decía que cuando viajaba solo comía en las franquicias conocidas, porque sabía que la comida ahí era reconocible. No podía arriesgarse a una enfermedad gastrointestinal por comer algo desconocido y perder una venta. Estoy de acuerdo. La comida es familiar y posiblemente no va a enfermarte. Pero es comida rica en grasas y azúcares (para más información vean el entretenido documental Super Size Me).

Es gracioso porque en la academia nos enseñaban repetidamente que la grasa es sabor (fat is flavor). Pero hay maneras de manejar la grasa para hacerla menos perjudicial. Ferrán Adrià hablaba al respecto cuando comenzó a abrir sus cadenas Fast Good. Decía que las papas hay que freírlas con aceite de oliva limpio y dejarlas escurrir antes de servirlas. Eso, no es lo que hacen los locales de comida rápida que la mayoría frecuenta. Pero la verdad es que Fast Good tampoco es una opción barata. Muchos, diría la mayoría, eligen su comida basada en el precio. También hay que considerar la disponibilidad de estos locales de comida rápida. Basta caminar por Ahumada o Huérfanos y ver cuantos logotipos de arcos dorados o hamburguesas de Burger King vemos en la calle. ¿Hay una solución?

Comida Rápida – Como restaurante es muy difícil competir contra la mercadotecnia de estas franquicias. Por volumen ellos pueden cobrar muchísimo menos por una comida llenadora que la mayoría de los locales que quieran hacerles competencia. Sin embargo, existe una opción: la comida callejera. Desafortunadamente en Chile existe una mala imagen de este tipo de comida y muy poca es consumida. Pero en países con mayor identidad gastronómica, es normal que el almuerzo apurado de los locales sea pasar por un carrito a comer anticuchos o empanadas o tacos.

El problema es uno de marca. Leía hace poco en el blog de Inés el texto de una conferencia dictada por Gastón Acurio. Lean el artículo entero, pues vale la pena. Solo quiero prestarme este párrafo que explica mejor de lo que yo jamás podría mi punto de vista:

Cuando uno pregunta a diez peruanos si le gusta el pan con chicharrón los diez dicen que sí. Cuando uno pregunta si le gustan las hamburguesas la cifra baja a 5 o 6. Sin embargo cuando uno repregunta cuantos panes con chicharrón o cuantas hamburguesas ha comido durante la semana, estas últimas siempre terminan ganando. Entonces entendimos claramente el mensaje. El problema no era nuestro sanguche, el problema era que no había una marca que haya podido salirle al frente a las cadenas de comida rápida donde a partir de nuestras tradiciones sangucheras pudiera crear un escenario que satisfaga las aspiraciones de su gente.

¿Entonces? La solución no es eliminar la comida rápida. Desafortunadamente hoy en día es una necesidad. La solución es eliminar la chatarra de la comida. Pero hay que crear marcas reconocibles que atraigan a locales y extranjeros.

15 Comments:

At 3:10 p. m., Blogger pame_figueroa said...

la fuente alemana es, si te entiendo, un buen ejemplo de lo que tratas de decir. pero creo que si se masificara como un mcdonalds, perderia la calidad

 
At 3:57 p. m., Blogger Carlos García S. said...

Pame, la fuente alemana es una buena opción de comida rápido. Claro, tampoco creo que sea muy saludable, pero sin duda es mejor que McDonald's. Y la idea es algo pensado para masificarlo. Es decir, que, a pesar de ser una opción disponible en toda la ciudad (y por qué no, en el país), mantenga su calidad. Y que esa calidad se mida con estándares más altos que las franquicias extranjeras que nos invaden.

 
At 7:45 a. m., Blogger Karen said...

Después de ver Super Size Me quedé medio obsesionada con el tema. De hecho, escribi sobre ello en el blog. Me encanta ese tipo de comida, pero trato de evitarla por razones obvias. Ojalá hubiera alternativas como Fast Good pero en versión económica. Es cosa de ver los patios de comida del Parque Arauco o el Alto Las Condes...estan repletos y es lógico. Porque por $1.500 comes una tonelada de comida!! Aquí el tema de si es rico o sano ya no importa. Yo creo que al final, la gente privilegia el precio. Así de simple. Aunque se intoxiquen y los niveles de obesidad sigan aumentado.
saludos
karen

karencilla.blogspot.com

 
At 4:26 p. m., Blogger Carlos García S. said...

Karen, que bueno tenerto por "casa". Super Size Me es fenomenal. Realmente te hace pensar, ¿no? Trata de consegure el libro Fast Food Nation si puedes. Lo están haciendo pelicula, pero estoy seguro que el libro es mejor.
Tienes razón, deberían haber mejores opciones con precios realistas a la comida rápida común. Ya vendrá. Ya vendrá.

 
At 5:12 p. m., Blogger MEC said...

Es interesante lo que planteas. Hace algunos días me invitaron a presentar el libro "Piense y coma como flaco", del doctor Luis Pun. Uno de los puntos fue la comida chatarra y su relación con la obesidad, llamada la "epidemia silenciosa". En EEUU el 60% de la población adulta es obesa y en el Perú estamos entre el 15 y el 20%.
¡Imagínate! Y somos un país con desnutrición crónica.
Saludos
María Elena

 
At 6:46 a. m., Blogger Maru said...

Hola Carlos interesante el tema, y es cierto que un Mc Donalds muchas veces te salva la vida, por ser comida "confiable" y económica cuando estás de turista. Lo que está haciendo Gastón Acurio con su comida peruana "rápida" creo que es un ejemplo que quien lo siga tendrá éxito. Tomar lo bueno de estos locales tipo Mc Donald`s (económico, limpio, etc) y convertir los puestos ambulantes de comida típica o regional (aquí tenemos "areperas", por ejemplo) en ese concepto de fast (good) food. Sds.

 
At 10:34 a. m., Blogger Carlos García S. said...

Maria Elena - yo mismo me incluyo entre el grupo de obesos (o al menos 10 kilos mas gordo que lo que, medicamente, deberia estar). Y eso que no como comida chatarra. Lo mio es por las grasas del foie gras y el confit de pato ;) Pero creo que uno de los grandes problemas es que la sociedad come cada vez peor y se vuelve mas sedentaria.

Maru - estoy completamente de acuerdo en lo que dices. Definitivamente la idea de Gastón es buena. Creo que el futuro de nuestra comida latinoamericana (tan rica y diversa) está en ese tipo de comercialización masiva. Mientras se mantenga la calidad...

 
At 6:42 a. m., Blogger Koty said...

Efectivamente uno está ocupado, pero eso no implica comer chatarras. Tampoco se puede escribir, escuchar o pensar cosas chatarras. Eso sí que es grave.

(¿Comida rápida?: Pan pita, muchas aceitunas, lechuga, palta y jugo ades... sólo $700)

 
At 8:51 a. m., Blogger Carlos García S. said...

koty... agrégala unos tomates frescos picados, para humedad. Eso o una salda se yogurt, pepino y menta. Desafortunadamente las aceitunas no me gustan (es lo único que no como).

Pero la solución esta a nuestro alcance. Una buena empanada al horno, no frita, rellena de espinacas y champiñones. Tienes razón, nada es justificativo para comer chatarra. Al final, comes chatarras y piensas chatarras. Gracias por el comentario.

 
At 7:58 a. m., Anonymous Koty said...

Gracias por la idea (aunque lo único que yo no como es el tomate)
El yogurt, eso si, es un "must". Amo comer nachos con yogurt.

 
At 10:14 p. m., Blogger Carlos García S. said...

¿no comes tomate porque no te gustan o porque los únicos disponibles son esos insípidos "larga vida"? Porque esos tomates de temporada (solo al final del verano y al comienzo del otoño), dulces y jugosos en una insalata caprese... mmm. Pero no estoy aquí para predicar.

El yogurt es fenomenal con todo:salsas, marinadas, vinagretas, postres... siempre está el yogurt en mi mente cuando pienso platos nuevos. Claro, no siempre lo uso... tal vez debería ser mas consecuente

 
At 4:34 p. m., Anonymous Anónimo said...

Yo creo q ninguna comida es mala o buena sino el consumo q hacemos de la misma...ademas por investigaciones q realize y me di cuenta que las hamburgesas poseen mas nutrientes , vitaminas y proteinas q el queso..y posee menos colosterol q el queso la manteca y demas...por lo q nose si esta mala como dicen...esa es mi opinion..saludos y suerte

 
At 6:27 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pues yo pienso que son los malos habitos los que tenemos lo que provoca que no cuidemos nuestra alimentación y por ende los problemas de salud ya son muy graves pero nadie hace nada por cuidar su salud y no creo que sea por falta de información pues comer algo rápido para todos es más fácil

 
At 8:36 p. m., Anonymous Anónimo said...

yo creo que esa comida no es mala al contrario te nutre lo que en verdad es terible son las envolturas de chetos etc. no los coman es orrible yo los comi y estoy enferma de tos fue a causa de esas malditas envolturas sin mas por el momento.

 
At 3:49 p. m., Blogger Mario said...

• Disfruto mucho de la comida, aunque prefiero la de buena calidad. Me gusta sentarme en un buen lugar a disfrutar de una buena cena. La comida las condes me parece de las mejores del mundo

 

Publicar un comentario

<< Home